sábado, 7 de marzo de 2009

lectura infantil


Animación a la lectura
La lectura puede entenderse desde varios puntos de vista teóricos, es decir, como una actividad visual, como una tarea de comprensión de comprensión de transcripción del lenguaje oral, como un proceso de reflexión, y de otros muchos modos.
En el libro de Gloria García Rivera "Didáctica de la Literatura para la Enseñanza Primaria y Secundaria", encontramos una definición de lectura por Carlos Rosales: "leer no es solamente desarrollar hábitos mentales de descodificación y aumentar la velocidad, es también hacerse consciente de la naturaleza del texto, a fin de interpretarlo de la manera más adecuada". Este autor distingue entre la función de "descifrar " signos y la función más compleja de comprensión e interpretación.
Una vez visto el concepto de lectura podemos decir, que uno de los objetivos prioritarios en la enseñanza del lenguaje es la fijación de hábitos lectores en los niños.
Hay que conseguir que el niño descubra el libro y disfrute con la lectura; que la lectura sea para él "ocio", no trabajo aburrido.
Es esencial partir de la elección de textos motivadores, adaptados a los intereses, edad y nivel del niño.
El educador no debe olvidar que la lectura será siempre comprensiva, desde los primeros niveles, condición indispensable para que al niño le guste leer: no gusta lo que no se comprende.
Si el niño siente el placer de la lectura, leerá muchos libros. Este hecho traerá implícita la consecución de una serie importante de objetivos:
- Se despierta la imaginación y fantasía del niño, al introducirlo en mundos fantásticos o reales, casi siempre desconocidos.- Se enriquece su vocabulario, favoreciendo la expresión y comprensión oral y la expresión escrita.- Interviene el factor visual y fija la ortografía de las palabras.- Mejora la elocución del niño, realizando lecturas expresivas, en voz alta.- Aumenta su caudal de conocimientos al relacionar las lecturas con otras áreas.- Desarrolla la observación del niño, al sentirse atraído por las ilustraciones de la lectura.- Comentando lo leído se favorece la conversación y comprensión.- A través de la lectura se aprende a estudiar.- Descubre la belleza del lenguaje leyendo textos bien seleccionados: narraciones, dramatizaciones, recitaciones...
Creo que todas estas razones son suficientes para ver la importancia de la lectura en los niños y el porque de la importancia de animarlos a leer.
A continuación continuaré planteando algunos terminos1 que he considerado interesante tener en cuenta a la hora de hablar de la lectura y su motivación .- ¿Qué significa leer ?
En cualquier diccionario podemos hallar una acepción de ese verbo. Pero a los efectos de nuestros intereses, recordemos esta definición que resume el sentido de esa acción humana: Leer es interpretar la palabra escrita y construir su significado.
- Otra pregunta es: ¿Qué es promoción de la lectura ?
Como tal entendemos: la ejecución de un conjunto de acciones sucesivas y sistemáticas encaminadas a despertar o favorecer el interés por los materiales de la lectura y su utilización cotidiana, no sólo como instrumentos informativos o educacionales, sino como fuentes de entretenimiento y placer.
Para terminar estas definiciones, podemos decir que formar hábitos de lectura es lograr que el individuo recurra regularmente, y por su propia voluntad, a los materiales de lectura como medio eficaz para satisfacer sus demandas cognitivas y de esparcimiento.
Estos conceptos nos ayudarán a que podamos llegar a conseguir nuestro propósito, que no es otro que el de lograr un niño lector, de manera que le enseñemos lo mejor posible a desarrollar su capacidad de comprensión y al mismo tiempo fomentar el gusto por la lectura.2.1.- La problemática de hoy día con respecto a la lectura.
Hoy día podemos leer casi a diario en todos los periódicos y revistas artículos como estos: "La mitad de los españoles no lee casi nunca", "La afición por la lectura no sólo no crece sino que decrece", "Los niños pasan más horas con las videoconsola que con los libros", etc..
Cuando nos encontramos con artículos como estos, o nos llegan noticias de lo poco que hoy día se lee, o nos enteramos comentando con nuestros amigos y familiares, o incluso lo vemos nosotros mismos en nuestras casas, (el tiempo que pasan mis hermanos pequeños viendo la televisión, !es increíble !), debemos de empezar a preocuparnos y de darle al problema la importancia que tiene, que es mucha, quizás algún día consigamos que no se tengan que escribir artículos como los anteriores.ALLER, C. 1998 afirma que la lectura es el principal instrumento de aprendizaje y el núcleo central del trabajo diario con el niño lecto-escritor. Además concibe la lectura como el punto de partida de la mayoría de las actividades escolares.
Por esta razón podemos decir que es tan valioso el desarrollo de la lectura comprensiva en los primeros niveles de Primaria. Porque de esta forma el niño se habitúa, según se redacta en el Currículo, a comprender el sentido global de un texto y a localizar alguna información específica, además de leer por placer se habitúa a sentir la emoción de la lectura de un cuento, un cómic o una poesía.En el segundo ciclo comprobamos que se amplían los propósitos, es decir se pretende que los alumnos diferencien las ideas principales de las accesorias.
Ya en el ciclo siguiente el objetivo vuelve a extenderse y se persigue que los niños busquen información o que seleccionen los datos más relevantes de un texto determinado. Pero para ello han tenido que gozar de una preparación previa que consiste en desarrollar su capacidad de comprensión y fijar adecuadamente sus hábitos de lectura; aunque con esto se debe seguir haciendo hincapié a lo largo de la enseñanza obligatoria, para que los alumnos lleguen a ser unos lectores compulsivos.
Como docentes o educadores debemos de asegurarnos, en todo momento, que el niño entiende lo que está leyendo, es decir que no se pierda en las líneas de un texto, de esta forma evitaremos que se aburra y contribuiremos a que sienta verdadero placer al leer y que leer para él se convierta en una fiesta.
Sobre esto ALLER, C 1998 nos dice que: "El niño que no comprenda lo que lea, no sentirá gusto por la lectura. En cambio, el niño al que fascine leer porque comprende lo que dice, leerá muchos libros y ello lleva consigo la consecución de numerosos objetivos".

2.2.- Objetivos de la animación a la lectura.
A continuación mostraré una serie de objetivos, que he considerado fundamentales para conseguir nuestro perseguido propósito, de desarrollar en el niño su habilidad lectora. Estos objetivos serán comunes para todas las estrategias lectoras que se propondrán en el apartado de Juegos y Actividades
Los puntos que aquí expongo han sido elaborados a partir de la consulta de varios documentos .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada